martes, 5 de junio de 2012


Me encanta comprobar como una máquina de escribir (igualita a mi lettera 32 de Olivetti) suena asi. Espléndido el video, el director, la orquesta y por supuesto Fernández